Comida rápida saludable

Aquí presentamos 15 comidas que prepararás en menos de 15 minutos. Dedicado a esas personas perezosas, que no les gusta cocinar, que no tienen tiempo o que simplemente prefieren invertir el que tienen en otras cosas.
Cocinar nunca ha sido tan fácil y la rapidez no está reñida con la salud. Porque muchas veces, cuando tenemos hambre y queremos algo para ya, tiramos de lo fácil y rápido, que siempre suele ser algo demasiado procesado, azucarado, salado, etc. Sin embargo, toda comida rápida tiene su versión saludable.
Aquí exponemos 15 ideas de comidas, salsas y picoteos sanos, rápidos de hacer y 100% caseros:

hummus, recetas sanas,

Hummus de garbanzos

1. Hummus: mi preferido es el de garbanzos pero los hay de todas las verduras y legumbres que se te ocurran: lentejas, remolacha, zanahoria, calabacín, etc. Simplemente pon el ingrediente principal con un poco de ajo, aceite, sal, limón, semillas de sésamo (o tahini) y dale a la batidora.
2. Guacamole: de nuestros amigos los mexicanos nos llega esta receta 100% sana, saludaba y crudivegana. Mezcla en la batidora aguacate, tomate, limón, aceite y… voilà. No tardarás ni cinco minutos en hacerlo.
3. Salsa de tomate: ¿aún sigues comprando latas o botes de salsa de tomate para ponerte en la pasta? Bueno, pues estás gastando más dinero y perjudicando el medio ambiente, todo por ahorrarte tres minutos de tu vida. La salsa de tomate casera está mucho más buena, no tiene azúcar añadido, ni conservantes ni colorantes, solo lleva la sal que tú le eches y puedes reutilizar el recipiente las veces que quieras. Prueba a poner en la batidora unos cuantos tomates, un poco de ajo, aceite, sal al gusto y especias (orégano, finas hiervas,…). Si la quieres más sofisticada puedes añadirle pimiento verde o champiñones, también un par de tomates secos para aportar más sabor y consistencia. Pruébalo y no volverás a pasar por la sección de salsas del supermercado.
4. Pasta crudivegana: si la pasta ya es fácil de hacer (hervir agua y echarla), la pasta al modo “raw” ni te cuento. Coge un calabacín y lamínalo con un rallador normal o espiralizador si tienes. Hay todo un mundo de utensilios para hacer este esta clase de platos. En menos tiempo del que tardas en preparar la pasta fresca, tendrás la pasta crudi. Te sorprenderá lo buena que está.

Salmorejo, recetas sanas

Salmorejo con aguacate

5. Gazpacho: ahora que llega el calor qué mejor que hacer un gazpacho de primero. Saludable y rapidísimo de hacer. Aquí os dejamos un link de la receta tradicional mediterránea.
6. Salmorejo: es el plato andaluz por excelencia ahora que el calor comienza a apretar. De hecho, cada región tiene su forma particular de hacerlo. Aquí os dejamos otro link para consultar las diferentes recetas, todas ellas sencillas de hacer, rápidas y saludables.
7. Crudités: para mojar el hummus, el guacamole y cualquier salsa o crema que hagamos podemos decantarnos por los crudités, es decir, hacer palitos con diferentes verduras o frutas como la zanahoria, apio, manzana, rábano, pimientos, etc. Más rápido de hacer, imposible.
8. Ensalada: ¿Qué me decís de las ensaladas? Cualquiera, en sus infinitas variedades, son sanas y su elaboración no lleva más de 15 minutos.
9. Mayonesa/Allioli: seguir comprando mayonesa hecha, como el tomate, es un delito sabiendo lo poco que cuesta hacerla en casa. Con los beneficios que además ello tiene, ya que controlas la cantidad de aceite y de sal que quieres ponerle. Aceite, huevo, sal y ajo, una batidora y listo. Ni tiempo ni dinero, lo único que se requiere es algo de maña para que no se corte.
10. Patés de verduras: la versión vegetariana del “foie” es también mezclar y triturar: olivas, aguacate, zanahoria, champiñones o tomates y un largo etcétera.
11. Zumos y licuados: hay algunos que llevan más tiempo porque hay que pelar la fruta y la verdura cuidadosamente, pero también hay otros que son rapidísimos de hacer. Por ejemplo uno de mis favoritos, el licuado de espinacas y manzana, no lleva más de diez minutos. Se pueden probar decenas de variedades o solo de una única fruta.

macedonia de frutas

Naraja con semillas de chía

12. Macedonia: la versión sólida de los licuados, ideal para la hora de la merienda. Sacian más que los zumos y son rápidos de hacer. Se pueden acompañar de avena en copos, miel, muesli… un desayuno o merienda ideal que aporta mucha energía.
13. Verduras al vapor o al grill: no sé si esto siquiera se puede llamar cocinar de lo sencillo que es. Lavar las verduras, trocearlas al gusto y colocarlas al horno para que se hagan al grill o al baño maría para hacerlas al vapor. Recuerda siempre que queden al dente para que así nos aporten todos sus nutrientes.
14. Sándwich: realmente cuesta lo mismo hacer un sándwich sano que uno poco saludable, todo depende de lo que le pongamos dentro y de qué tipo de pan que decidamos usar. Decántate por panes elaborados a partir de masa madre (cada vez más fáciles de conseguir, por cierto) o integrales. Elige también poner verduras entre el pan: aguacate, tomate, espárragos, pepino, queso, … imaginación al poder.
15. Helados caseros: una vez más, triturando los ingredientes que queramos y condimentándolos como más nos gusta, podremos disfrutar de los helados sabiendo lo que estamos comiendo. Consulta este link para saber cómo hacerlo.

 

¿Qué fast food saludable cocináis a menudo?
 

No olvides compartir esta información con tus contactos.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *






Close