Fin de semana detox en La Fuente del Gato

iphone 1423

La Fuente del Gato es un hotel vegano situado en el pueblecito de la sierra madrileña Olmeda de las Fuentes. Si el pueblo ya es un pequeño oasis verde en medio de un paisaje algo desértico y amarillo típico de los meses del verano, donde el sol aprieta y lo seca todo, este hotel rural es un auténtico remanso de paz, tranquilidad y bienestar.

Nos alojamos un fin se semana aprovechando una oferta veraniega por la cual el precio de la habitación tenía un 50% de descuento siempre que fueras acompañada de tu perro o gato. Muchas personas abandonan a su mascota precisamente porque quieren viajar y no saben dónde “colocarla” y es verdad que viajar con perros y, sobre todo con gatos, es aún muy complicado en España, así que la Fuente del Gato, como buen hotel vegano que transmite un amor inmenso hacia los animales, no solo da la bienvenida a los peludos, sino que además, lo premia con campañas como esta.

Comida vegana y crudivagana

Rollitos de pepino con semillas de sésamo

 

La finalidad de nuestro viaje en pareja era, pues, descansar y comer bien. Tener un fin de semana detox en toda regla. ¡Y vaya si lo fue! Al poco de llegar, a las 21. 30 horas nos citaron para cenar en la preciosa terraza del hotel, bajo la luz de unas velas y de una gran luna llena. La cena constaba de cuatro platos y el poste: de entrante rollitos de pepino con sésamo, de segundo ensalada con una vinagreta exquisita, después una deliciosa sopa con verduras con leche de coco, de plato fuerte berenjenas rellenas y de postre, un helado de dátiles.
Para beber elegimos vino tinto ecológico, claro. No soy entendedora de vinos ni mucho menos, pero me pareció que estaba buenísimo.

Ensalada vegana, comer sano. Hotel vegano

Comida vegana en un ambiente romántico.

Increíble menú y, sobre todo, hecho con mucho amor por sus cocineros y cabezas pensantes, Luis y Sara, que además de llevar este hotel, también han montado una empresa, medio de catering y servicios de restauración, medio de formación, llamada La Cocina de Luis y Sara (@cocinaluisysara). Hay mucho de crudo en sus platos y unas combinaciones exquisitas. ¿Leche de coco en una sopa? Así es. Este fue el plato que más me sorprendió, y que, por supuesto, pienso introducir en mi cocina, porque las buenas ideas están para eso, para replicarlas.

Al día siguiente comimos en Alcalá de Henares, que está a apenas 30 minutos en coche de Olmeda, pero para la cena volvimos al hotel.

Sopa de sandía. Comida sana. Vegetariano

Sopa de sandía con baobab.

El menú de esa noche fue también espectacular: raviolis de espinacas rellenos de paté de olivas, una ensalada acompañada de una salsa de tomate deliciosa sobre endivias, sopa de sandía con la pulpa del fruto del Baobab en polvo, udón de calabacín crudo con verduras y un postre riquísimo de bizcocho de algarroba. Parecía difícil pero este menú superó al de la noche anterior.

Me encanta este mito de que los vegano y crudiveganos comen solo lechuga. Cada vez que me acerco más a esta forma de comer más me gusta, porque este tipo de cocina es realmente creativa, deliciosa y, sobre todo, sana. No es una comida para engullir sin más, sino para saborear y recrearte en ella.

hotel vegano. hotel rural. Madrid

Los libros tienen una gran presencia en este hotel rural y vegano.

En cuanto al hotel en sí, es un lugar sumamente agradable, decorado con muy buen gusto, impecable a pesar de que los gatos reinan a sus anchas. La cocina, ¡ya quisiera tenerla así en mi casa!, está abierta al público, porque indudablemente la comida es el personaje más importante de este hotel.

Los libros también tienen un gran protagonismo en este hotel, de hecho uno de mis rincones favoritos es la biblioteca que hay en un comedor contiguo a la cocina y que supongo que se utilizará en los meses de invierno, cuando en la terraza ya haga mucho frío. En este espacio, hay una estantería enorme con cientos de libros, todo ellos sobre alimentación, yoga, superación personal, novelas, etc. Me encantaría volver en invierno para encerrarme en esa habitación, sentarme en alguno de los sillones que hay al lado de la chimenea y pasarme una tarde entera leyendo.

En cuanto a las habitaciones, son amplias, agradables y están cuidadas hasta el mínimo detalle. Hay un par de ellas con terraza, donde solo se ve verde. Todo ahí es silencio y paz. Descanso y bienestar.

Podéis ver un resumen de nuestra estancia en este minuto de vídeo.

lafuentedelgato from Estación Wellness on Vimeo.

¡Volveremos!

 

 

 

 

No olvides compartir esta información con tus contactos.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *






Close